ME GUSTA GUSTAR?

reflejos

Creo que inevitablemente todo fotógrafo pasa, desde que se acerca a este medio, por una etapa de imitación en la que, también inevitablemente, tiende a que perseguir la aprobación de los demás y el refrendo del trabajo bien hecho. Más aun en estos tiempos en que internet y las redes sociales representan un medio para llegar más rápidamente y a mayor número de personas que pueden expresar, a requerimiento, una opinión o un “like” a un trabajo mostrado.

Esto está bien cuando empezamos, yo diría que incluso es necesario, como el pintor que aprende la técnica y empieza pintando cuadros realistas para, una vez que la domina, terminar pintando cuadros abstractos.

Siempre me ha llamado la atención la gran cantidad de basura televisiva que consume la gente en forma de reality sows, series infumables y demás productos que la gente ve a diario. Esto por no hablar del futbol como el paradigma de la droga de consumo masivo en nuestra sociedad.

Digo lo anterior porque soy consciente de que no todo el mundo tiene los mismos gustos, y lo admito, y en esa creencia admito también que la gente se conmueva y reacciones de manera diferente ante un cuadro o una fotografía.

He dicho diferente? Tal vez no tanto, porque si te paras a ver las reacciones que despiertan las fotografías que veo en internet, gana por aplastante mayoría el mismo tipo de fotografías, repetidas he imitadas hasta la saciedad (se dan cursos y talleres para aprender flujos de trabajo y métodos de revelado) con los mismos ambientes y efectos – aunque no peguen ni con cola- como clones de un mismo modelo.

¿Por qué ocurre esto? porque la gente quiere gustar, quiere que sus fotos triunfen y quieren el parabien de los demás y lo hace a sabiendas de lo que gusta, como esos productos televisivos a los que aludía, lo que la gente consume con agrado y fruición, no escatimando calificativos grandilocuentes para describirlas.

Yo, que no soy ninguna excepción, y que he recorrido ese camino como la mayoría, me voy planteando que no quiero quedarme ahí, que ya no me llena esa felicidad efímera fruto del reconocimiento pasajero. Que quiero hacer fotos que me llenen y que me digan algo, con las que disfrute y haga disfrutar, aunque sea a mucha menos gente.

No se si conseguiré abstraerme de la moda, tampoco lo necesito, pero lo voy a intentar; por mi mismo y por encontrar la esencia de lo que a mí me conmueve, independientemente de lo que piensen los demás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s