El tributo

Estos días he vivido una nueva experiencia fotográfica que, como otras anteriores, me ha enriquecido como fotógrafo y como persona y que me ha hecho recapacitar también al hilo de la reflexión que este mes hace Javier Alonso en la revista LNH titulado, fotógrafo cazador, fotógrafo recolector. http://issuu.com/yfaerin/docs/lnh16

El caso es que estando yo emocionao después de una larga exposición sobre una roca llamé la atención de mi amigo Paco Canto para enseñarle rápidamente la foto que acababa de hacer, con tan mala suerte que al pasar la mano por encima de la cámara tropecé con el filtro que tenia montado y eso hizo que saltara junto con el porta filtros y se precipitara al agua. La desgracia no acaba ahí, en ese preciso instante (fueron decimas de segundo, lo juro!) vino una hola y se trago mil porta y mi filtro sin que nunca mas haya vuelto a verlos.

En un primero momento mi cabreo fue brutal, dada la bromita y lo que me iba a costar reponer este material perdido. Mas tarde, en el coche de vuelta a mi casa, me dio por pensar que ese fue un tributo que tuve que pagarle al mar por esa cantidad de bellas imágenes que recolectamos cuando vamos a la costa. Siendo así que mi conciencia quedó mas tranquila y ya no me pesa tanto haberlo perdido y, como dice mi cuñado, “peor habría sido que se te hubiera caído la cámara”

En fin, os muestro la foto en cuestión, que como no podía ser de otra forma, la ha llamado el tributo. Y también la que hice después y que me lleno de alegría por descubrir un sitio tan precioso (las alegrías se van y vienen :-).

tributo Caribe asturiano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El tributo

  1. Hay casos peores. Yo perdí una 5DII+Canon 17-40 en el puerto Tarna, seguro que en algún tramo del rio Nalón estaran dando vueltas. Lo bueno fue que no fuí yo el que se despeñó, pero a punto estuve. Me encanta tu segunda foto. Un saludo

    • estebanmm dijo:

      Sí Jose, ya me han comentado cosas parecidas y efectivamente lo mejor es mantener la integridad, soy consciente de que en algunas ocasiones, para conseguir ese ansiada fotografía, nos la jugamos y podemos hacernos daño. Sin ir mas lejos, para sacar la segunda foto, hay que colocar el trípode en un camino roto con caída hacia el acantilado que me hizo temblar un poco 😦
      Es un honor para mi que te guste la foto. Gracias por comentar y un saludo.

  2. Paco Canto dijo:

    Hola Esteban, dos joyitas nos muestras, espero que el cabreo a estas alturas se te haya pasado, al fin y al cabo, sólo es un puñado de euracos ja..ja.. , el Cantábrico se cobró sus derechos de uso y disfrute.

    Por cierto, has colocado en mi apellido un ” del ” que no me pertenece, aunque la verdad, no suena mal. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s